final.jpg

El yo oculto. Otra forma de ver las emociones socialmente  negativas

Esta idea surgió del rechazo inicial al tener que realizar autorretratos como ejercicios de dibujo, pero con el paso del tiempo sirvió como una manera de conocerme a mi misma y explorar gustos cada vez con mas confianza. Y paso de ser un rechazo a una de mis cosas favoritas.

Que conforme más exploraba también me di cuenta de que en algunas ocasiones nos limitamos al momento de representarnos. Ya que anteriormente uno se representaba de manera seria e imponente, pero eso, era por la necesidad de tener un recuerdo de como éramos ante la falta de la fotografía y se buscaba el mejor lado posible. Que gracias a su invención fue más común el tener imágenes más variadas o extravagantes en la actualidad. 

Sin embargo, a pesar de ser más frecuente la toma de fotos chistosas o  haciendo poses vergonzosas, aún nos limitamos y rechazamos la idea de ver nuestra imagen reflejada en momentos vulnerables, ya sea estando enojados, tristes, decepcionados, asustados entre otras emociones. Debido a que aún lo asociamos con aspectos que socialmente son vistos como malos, procurando evitar el sentir esas emociones, reprimiendo o incluso negando que están ahí. Aunque realmente no es malo expresar esa parte personal de uno, si no más bien  el de aprender a controlar estas emociones que tenemos sin llegar a lastimar a otros o generando daños a nosotros mismos, confundiendo la negación con el de manejar y afrontar de una mejor forma lo que sentimos.